Los nombres en las marcas y los servicios

Bebé
Imagen de paparutzi

Un nombre va más allá de definir algo. Solemos ponerle nombre a las cosas que amamos, a las cosas que conocemos y con las que nos encariñamos. Los nombres son también un vínculo afectivo entre un individuo y otra persona, lugar, comercio, objeto, mascota.

Cuando uno deja de tener ese vínculo cotidiano e inicia un vínculo sentimental, trae consigo de manera implícita un compromiso inquebrantable.

En los negocios es (o al menos debe ser) igual.  A veces no sólo es necesario ese compromiso con el nombre de nuestro negocio. Nombrar productos, servicios, marcas. Crearles una identidad y darles vida propia.  Establecer ese vínculo afectivo que comprometa que daremos todo por el éxito y su futuro. Sí, como con un hijo.

Facebook Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.